CONSEJOS PARA EL CUIDADO DEL NUEVO CACHORRO

El cachorro ha de comer tres veces al dia: desayuno, comida y cena

 

La comida ha de ser la que le indiquemos nosotros, ya que será a la que esté acostumbrado.

 

Cualquier cambio repentino en la alimentación podría ser perjudicial, por lo tanto se recomienda, si se quiere cambiar la marca del pienso hacerlo de manera paulatina, juntando el pienso antiguo y el nuevo aumentando progresivamente la proporción de este último.

 

La cantidad de alimento para cada comida ha de ser también la que le indiquemos a la hora de llevárselo, ya que un exceso puedo ocasionar problemas digestivos y que el cachorro rechace la comida.

 

Para comer dejaremos al cachorro en una habitación tranquila con los comederos de pienso y agua. Pasados veinte o treinta minutos retiraremos el plato de comida, tanto si se lo ha acabado comi si no. De esta manera nos será muy fácil controlar las cantidades que come, comprobando que lo hace puntualmente y así sabremos cuando hemos de ir aumentando la cantidad de pienso.

 

Es muy importante que el cachorro no coma ningún alimento "extra", jamón, queso, galletas, pan, chocolate o cualquier otra cosa que no sea su pienso, y siempre a sus horas.

 

Para beber le daremos únicamente agua y vigilaremos que siempre tenga su bebedero. Nunca le daremos leche.

 

Para que el cachorro haga sus necesidades le pondremos un lecho con tierra absorbente, donde siempre las realizará e iremos controlando sus excrementos y comprobando que sean normales.

 

Los primeros dias en casa, cuando se quede solo, es aconsejable dejar al cachorro dentro de una habitación cerrada, con agua - comida y su lecho. Una vez se haya habituado a la casa y a nosotros, le podremos dejar solo con toda la casa disponible.

 

No le bañaremos ni le sacaremos fuera de casa hasta que no haya completado la pauta de vacunaciones que determine el veterinario y este nos de el visto bueno.

 

Si en casa hay niños, hemos de explicarles que el animal es un cachorro muy pequeño y no es un juguete, y que lo que necesita es comer y dormir para hacerse grande. Por tanto es muy importante no marearle con juegos continuos, para evitar que se canse y no quiera comer.

 

Hemos de vigilar que no coma nada que no sea comestible, como juguetes de niños, pequeñas piezas de ferretería, piezas de ropa, madera, papel, medicamentos. Por tanto es aconsejable no dejar nada a su alcance.

 

Para su higiene es aconsejable cepillarlo una o dos veces por semana, para retirar el pelo muerto y que el animal no acabe tragándoselo teniendo posteriores complicaciones de salud.

 

Para cualquier duda o urgencia durante los 15 dias posteriores a la adquisición se puede contactar con nosotros a los teléfonos que les facilitaremos.

Todos los animales